BAJA TENSIÓN

Según la legislación vigente y para garantizar la seguridad de los usuarios, las siguientes instalaciones eléctricas deben superar inspecciones periódicas oficiales y contar con un servicio de mantenimiento preventivo:

• Edificios de viviendas con potencias superiores a 100 kW

• Aparcamientos de 25 o más plazas

• Instalaciones de alumbrado exterior

• Piscinas con más de 10 kW

• Locales de pública concurrencia

• Industrias con más de 100 kW